«Se nos está yendo de las manos»

Esta entrada iba a haber sido escrita el domingo, pero me dio bastante pereza e incluso pensé en no escribirla. Pero he aquí que este tiempo de "reflexión" ha hecho que hable con mas gente sobre el asunto y que tengan la misma impresión que yo. Y gente que no es de mi edad, por lo que esto no es cosa "de la juventud".

El 27 de febrero apareció en el periódico El Correo una noticia en la que los hosteleros bilbaínos dicen estar muy descontentos con la gestión del ayuntamiento, de la Diputación y del Gobierno, y les achacan su bajada de ingresos.

Entran en el ya tópico "la ley antitabaco no me deja vivir", pero la frase que lo ilustra en la noticia me parece hasta cómica:
«La ley antitabaco aprobada por el Gobierno de Zapatero, sostiene Ángel Gago, presidente de la Asociación de Hostelería de Vizcaya, ha sido la gota que ha colmado la paciencia en la «discriminación» que sufren estos empleados con respecto a los asalariados en materia de empleo, protección social, jubilación»
Señores, las pensiones están congeladas, se han hecho numerosos recortes sociales, pero ustedes son los discriminados por la ley antitabaco, algo no me cuadra.
Aún con todo, esta no es la parte que me interesa, ya hemos oído bastantes lloros y pataleos por esta ley que beneficia a todos y que en otros países está implantada desde hace tiempo sin ningún problema.

Hay otras cosas que me sorprenden mas, porque parece ser que todos deberíamos de ir a los bares todos los días y que se debería de salir de fiesta todas las noches.
«Las calles de la ciudad son «un páramo» de lunes a miércoles. Se anima algo el jueves, el ambiente se calienta «un poco más» el viernes y «explota el sábado». Pero sólo el sábado.»
Se me ocurren que la gente trabaja de lunes a viernes y para ello madruga, y que el servicio de metro acaba a las once de la noche. Lo he estado pensando pero no se qué colectivos podrían ser los que salgan de bares un lunes a la noche.
Pero esto no acaba aquí, porque si no hay oferta no puede haber demanda, y yo recuerdo bares de la Plaza Nueva bilbaína a las diez y media de la noche de un miércoles despachando al grupo que aún estábamos allí.

«[...] el problema de la noche en Bilbao «viene de lejos. No es nuevo. Está acabada. La ciudad ha perdido personalidad y estilo. Está lamentable», argumenta Patxi Ortún, relaciones públicas y propietario de Public Lounge, un lujoso establecimiento decorado con sillas de Philippe Starck y suelos revestidos de cristal de murano.»
Este local está en los últimos números de la calle Henao. Puedo enorgullecerme de haber visto "nacer" este local, porque Kamarada y yo pasábamos por delante cuando estaba de obras. Sin embargo, cuando abrió, Kamarada y yo nos paramos un día a mirar la carta de precios y a punto estuvo de darnos un mal: los precios eran una barbaridad, una barbaridad que casaba a la perfección con las "sillas de Philippe Starck y suelos revestidos de cristal de murano".
Ni que decir tiene que este local tiene su público, pero en época de crisis como la actual no me extrañaría que la gente prefiera tomarse la misma copa en un local algo menos "chic" si eso implica pagar menos.

«Algunos empresarios montan espectáculos de monólogos y reparten vales de un euro a determinadas horas del día para abaratar las consumiciones de la noche, cuyos precios indignan a los clientes. La hostelería bilbaína sale cara. Los profesionales se defienden con «las buenas copas» que sirven y que los precios son «más baratos» que en Madrid y Barcelona, donde el trago «anda entre los 10 y 12 euros», recalcan. En los locales de Bilbao los combinados rara vez bajan de los 7 euros.»
¿Vales de un euro? ¿Buenas copas? ¡¡Por favor díganme dónde!! Y aquí empezamos con los agravios comparativos.
Sábado 5 de marzo, noche de carnaval. Nueve amigos salen por Pozas y una amable chica se les acerca y les da un vale para tomar copas mas baratas. Nos dirigimos a Doctor Areilza al susodicho local, pedimos y nos soplan 6,50€ por cada "copa". La copa se componía de 7 (siete) hielos, dos dedos de licor y resto de refresco. Tomamos unos combinados que sabían a refresco y por los que pagamos tres botellas de licor.
Doy la razón plenamente a los hosteleros en que en Madrid y Barcelona las copas son mucho mas caras y mucho peores, pero lo que no pueden hacer es enorgullecerse de las suyas, sobre todo porque mas adelante voy a hablar del ambiente de los bares y aquí Bilbao vuelve a suspender.

«Los hosteleros tampoco terminan de dar con la tecla de los aforos y horarios. Sostienen que en sus locales cabe mucha más gente de la que permite la ley y que las instituciones pretenden curarse en salud «para evitar problemas, eso sí, a costa de nuestros bolsillos».»
Por aquí sí que no paso. Los nueve amigos vuelven a Pozas algo indignados, pero no van a dejar que este incidente les amargue la noche. El destino es un bar de colores verdosos y con nombre de cerveza. Al llegar, se dan cuenta de que allí no cabe nadie mas. Intentan entrar, pero los tres últimos desisten y vuelven a la calle, el resto del grupo no tarda en salir. Todo esto ocurre ante la mirada del portero, al que parece que el hecho de estar sobrepasando el aforo ampliamente no le importa.

Derivado del asunto del aforo, los hosteleros bilbaínos han descubierto lo que es cobrar al cliente por entrar a su local. Dicen que así se controla mejor el aforo pero mienten. Cobran 4€ (cuatro) por una entrada con consumición, y mienten. La entrada vale por un refresco (esos que cotizan a 2,20€ a otras horas) pero si quieres tomar un combinado hay que desprenderse de otros cuatro euros, y ya nos estamos plantando en 8 (ocho) euros por siete hielos, dos dedos de licor y 20 centilitros de refresco.
Antes hablaba de Madrid, allí te cobran una entrada que vale alrededor de 8€ (menos si encuentras un flyer). Este pago vale por una consumición (dado que solo tomé combinados no se qué ocurre cuando se pide un refresco) y por la entrada a un local por el que te puedes mover sin violar a la gente y donde hay una música que no está mal.

Ese es otro asunto: la música. En Madrid cada local tiene su estilo, pero aquí no, lo mismo te ponen la Loba de Shakira que Who's that chick de David Guetta y Rihanna que It's my life de Bon Jovi. Y para que te quede claro lo que estás escuchando lo ponen a un volumen al que no está acostumbrado el personal que trabaja en las pistas de los aeropuertos.

Esta semana me he encontrado con que una muestra de los hosteleros bilbaínos es racista (aunque probablemente esta muestra sea extensible). Con esta noticia es curioso que luego nos encontremos con que:
«Se deben flexibilizar posturas porque la hostelería hace ciudad», sentencia Aio. Y sin ella, augura La Otxoa, Bilbao acabaría, «como cantaba Mina, como una ciudad solitaria».»
El conjunto ya empieza a resultarme curioso. Si todo está tan vacío entiendo que se puede llenar con "cualquiera", y si hay que "flexibilizar posturas"... lo mismo.

A mi cada sábado me gusta menos salir por Bilbao. No se si porque me hago mayor y prefiero estar tranquilo con mis amigos tomando algo mientras hablo o porque no me gusta que me tomen el pelo cobrándome una barbaridad que no veo justificada por entrar a un bar o por tomar lo que sea. Esta entrada la escribo siendo consciente de que los bares tienen multitud de impuestos y de gastos, pero aún así no veo proporcionados los precios que se cobran. Pagar 2,50€ por 20 centilitros de refresco y cuatro hielos un viernes tarde me parece obsceno, como dirían en el supermercado ¡¡el litro le sale a 12,50€!! Y de los combinados no quiero ni hablar.

Para acabar quiero lanzar una duda: ¿es legal cobrar 2,20€ por una cerveza una tarde normal entre semana y cobrar por esa misma cerveza 4€ una tarde de partido del Athletic? ¿No se supone que debería de haber una carta de precios aprobada por el Gobierno Vasco a la que el local se tiene que ajustar? ¿Puede figurar en esa carta de precios que los días de partido la cerveza aumenta su precio un 82%?


Etiquetas: , , |

1 ha comentado algo

  1. Kamarada escribió:

    No puedo añadir nada mas.
    Ahora me parece hasta barato el precio de la gasolina a 1'3 el litro, la cocacola esta a 12'50....

Publicar un comentario