Foco de insalubridad

Me apetece mear fuera del tiesto un rato, así que no me tengáis muy en cuenta esta entrada.

En Getxo van a construir una nueva escuela de música y se ha montado un follón de tres pares de narices. El caso es que esa escuela de música se va a construir cerca de las dependencias de Telefónica en Algorta.
Telefónica, que es una empresa privada, resulta que tiene sobre su edificio unas antenas de su filial de móviles, y ahí es donde está el pollo, que esas antenas ahora son un "foco de insalubridad", pero llevan estando ahí años y no había oído quejas. Pero hasta ahora nadie había pensado en los niños.

Rescato esta declaración que leía en esta noticia en el periódico El Correo hace dos días:
«hemos llegamos a la conclusión de que este peligro era cierto, y que se incrementa por el efecto de onda que emite la antena, por lo que la ubicación de una escuela en un radio de menos de 50 metros afectaría de manera severa a la salud de los niños»
Tras leer sobre el "efecto de onda que emite la antena" estoy seguro de que estos señores utilizan todos unas Power Balance y van a médicos homeópatas.

Por otra parte, ayer fue el día en que BBK me tocó los huevos mas que Vodafone, cosa que es de agradecer, para poder comprobar que todas las empresas son una basura.

A la mañana quise hacer un ingreso en un cajero. Me fui al Teleka de mi oficina (está en mi misma calle) y no se podían hacer ingresos sin sobre, así que lo hice con sobre. Metí el sobrecito con todos sus billetes y papeles dentro y, tras cerrarse la trampilla y meter los habituales ruidos raros (siempre pienso que hay una destructora de papel), puso en pantalla que la operación estaba cancelada. Y no devolvió el sobre.
Me tocó llamar a incidencias de cajeros y me dijeron que el lunes al hacer el conteo del dinero me lo añadirán, como muy tarde el martes.
Me estoy viendo el miércoles en la oficina acordándome de la madre de alguien porque me han desaparecido 45€.

Pero no solo eso. Por avatares de la vida (y porque había quedado con una persona) a la tarde tuve que sacar 20 euros. Obviamente no los hubiera metido de haber sabido de este plan.
Tuve que recorrerme tres cajeros para poder obtener semejante dineral, porque el primero solo daba múltiplos de 50€, al segundo no le funcionaba la pantalla táctil y el tercero, que estaba en la dirección contraria a la que tenía que ir, me dio el preciado botín tras esperar una cola en la que parecía que estuvieran regalando maletines con dinero.

Ah! Desde aquí agradezco que BBK cierre los cajeros a las noches para que no entren a dormir vagabundos. Dos de los cajeros en los que no pude entrar porque estaban cerrados tenían inquilino.

Hale, a la tarde tendréis U2.


Etiquetas: , , |

1 ha comentado algo

  1. Haas escribió:

    Parece que te hayan echado un mal de ojo, yo alguna vez he tenido un problema con cajeros de BBK, pero ni de cerca como lo que te ha pasado.

    Tambien te digo que cuando he tenido un problema ha acabado satisfecho de como lo han solucionado. Espero que tu tambien.

    Lo de chapar los cajeros a mi tambien me cabrea aunque en parte lo entiendo. Ya me sé cuales están abiertos por mi zona para sacar pasta cuando salgo a la noche. Pero creo que los cierran a partir de las 9 de la noche, al menos el de al lado de mi casa. Así que a la tarde si que está abierto. Pero juraría que el BBVA tambien hace lo de cerrar cajeros.

Publicar un comentario