Crítica de cine: El soplón

El jueves tocó El soplón, y se la dedico a la menestra con todo mi amor porque, sinceramente, hice muy bien en no verla en el cine. No es de las peores que he visto, pero desde luego que no está entre las mejores, y sí que está entre las que mienten en el trailer.


Parece divertida, ¿verdad? Pues no lo es tanto. La produce George Clooney y, puede que sea por eso, que se hace pelín larga.

La película trata de sobre una historia real que ocurrió en los 90, en la cual Mark Whitacre (interpretado por Mark Wahlberg Matt Damon) denunció al FBI que la empresa para la que trabajaba (ADM, trabajan con maíz) estaba fijando los precios de un producto con sus competidores en todo el mundo.
No puedo contar mas porque fastidiaría el final (cosa que hacen en la Wikipedia) y, bueno, tiene su aquél.

Es la típica película que tiene bastantes datos de los que hay que acordarse para poder seguir el hilo, aunque tampoco es excesivamente escandaloso. En ciertos momentos resulta aburrida debido a la falta de acción y en otros parece que te estás perdiendo cachos por los saltos temporales que hay.
Sí que me gustó mucho la caracterización de los personajes y, sobre todo, el de Matt Damon. Matt Damon en 2009 protagonizó tres películas: El soplón, Invictus y Margaret. Supongo que en El soplón la barriga era de pega, porque en Invictus está cuadrado (hace de un jugador de rugby). No solo eso, sino que al final de la película sale con una calva muy bien puesta.

Conclusión: no está mal, pero seguro que las encuentras mejores y mas divertidas, si es lo que buscas.


Etiquetas: , |

Nadie lo ha querido comentar

Publicar un comentario