Crítica de cine: Syriana

Había pensado llamar a esta entrada "No quiero a Clooney ni en pintura", "Te hacía una lavativa con café, hijo de puta", "Están a punto de matarte en el minuto dos y no lo hacen, joder", o alguna otra cosa. En cualquiera de los casos le he cogido el mismo odio que Francine:

BaRRyLm me decía por Twitter que soy masoca cuando comenté que iba a ver esta película, y tiene razón, porque no debí de tener suficiente con Michael Clayton.

Efectivamente, Syriana es otro Maikel Cleiton: me quedé dormido, lo que ya dice bastante de la película.

Me resulta realmente difícil decir de qué va, porque me quedé sopa y porque había como cuatro historias cruzadas y me resultó problemático seguirlas todas.
Si no entendí mal, hay un follón con los derechos sobre la extracción del gas en Oriente Medio y una empresa petrolífera americana. Qué coño hace George Clooney allí (que trabaja en la CIA), por qué Matt Damon va con su familia a una fiesta del emir donde se le muere un hijo o por qué hay unos árabes (¿o eran pakistaníes?)

Eso sí, como buena Maikel Cleiton hay una explosión en el trailer:

¿Y sabéis lo peor de todo? Que creo que quiero volver a verla, por el trailer...


Etiquetas: , , |

Nadie lo ha querido comentar

Publicar un comentario